Lo que Apple propone a sus usuarios: Privacidad.

En una era en donde otras empresas, ni más ni menos que Google, han anunciado su despegue de la utilización de cookies (P3PC), Apple no se queda atrás. Hace pocos meses, Apple anunció su nueva función llamada ATT (Apple Tracking Transparency). Esta funcionalidad estará activa en otoño de 2021, tras la actualización de la versión 14.5.

Vamos a explicarlo en términos sencillos:

Cada vez que un usuario descarga una nueva app, el sistema lanza una notificación que permite elegir si se desea que dicho aplicativo haga seguimiento de las actividades dentro de la misma. En el caso de optar por “no”, Apple no permitiría generar un IDFA (Identifier for Advertisers) y, por tanto, el usuario no sería rastreado dentro de las campañas digitales de los clientes.

Por un lado, esto garantiza a los usuarios la posibilidad de elegir formar parte (o no) de un ecosistema que hasta hace nada era imposible de escapar y garantiza la transparencia y la privacidad que muchas personas vienen reclamando.

Sin embargo, por el otro lado, el mismo usuario que decida no ser trackeado, si bien puede revertir la situación, debe atravesar por un engorroso proceso de más de 5 pasos para volver a ser incluido en el ecosistema de medición digital. Por este motivo, se verá una importante desmejora en los costos de CPI (Cost Per Install) de las campañas que abarquen inversión dirigida a IOs devices.

Apple, de todas formas, ha accedido a hacer un acuerdo con Google para que esta información sea medida solamente a través de algunas herramientas de paid media como Google Ads, de esta forma Programmatic buys y otros medios se verán afectados de manera directa.

La recomendación más acertada sería:

  • Migrar inversiones de campañas de performance que busquen descargas en IOs de otros medios a Google Ads.

Para más información, escribir a cubisino.daniela@gmail.com.

Head of Programmatic at PHD (OMG)